(7 Minutos) Audio Guiado para Levantarse Temprano, Despertar Rápido y con Energía!

  • ¿Qué harías si hoy fuera el último día de tu vida?
  • ¿Cómo aprovecharías cada minuto que tienes en tus manos?

No es fácil pensar en la muerte, pero lo cierto es que ninguna persona tiene su futuro asegurado; y analizar lo breve que es la vida, te puede ayudar a enfocarte en tus prioridades y evitar perder el tiempo.

Hoy, en este momento tienes frente a ti la oportunidad de vivir un día más, y en tus manos está la decisión de aprovecharla al máximo.

Yo sé que no siempre vas a despertar con la misma energía y ganas de levantarte. Tal vez tuviste una noche difícil o no dormiste bien, y lo único que deseas en este momento es continuar descansando.

Pero si ya se activó tu alarma es porque tienes la intención de levantarte en este momento para sacar el máximo provecho de este día, avanzar en tus metas y llevar a cabo esas actividades importantes que le dan sentido a tu vida. Porque las decisiones que tomes hoy, van a determinar dónde estarás mañana.

Entonces, ¿Vas a posponer tu alarma otra vez?

O vas a tomar la determinación de iniciar con la mejor actitud este nuevo día de tu vida…

No te preocupes, no te voy a pedir que saltes de la cama y tomes una ducha de agua helada inmediatamente. No es necesario luchar contra ti mismo. Lo mejor es tomarlo con calma y dejar que tu energía fluya. 

Puedes seguir recostado y con los ojos cerrados si lo deseas. Sólo mantente despierto, respira profundamente y sigue escuchando. En los siguientes minutos te voy a guiar para que poco a poco puedas generar la energía y el ánimo que necesitas para levantarte con una excelente actitud y lleno de motivación.

Empieza por respirar profundamente y presta atención a tu cuerpo…

Extiende tus extremidades, abre y cierra tus manos, luego tensa y relaja los diferentes músculos de tu cuerpo.

Afloja tus hombros y deja que tu abdomen se infle al tomar aire. Cuenta hasta 5 al inhalar y 5 al exhalar.

Siéntete profundamente agradecido por el aire que respiras, por tu cama y por tu hogar. Agradece por la vida que corre por tus venas, por la capacidad de escuchar, por las personas importantes en tu vida y por la oportunidad de disfrutar de un nuevo día. ¿Qué otros motivos para estar agradecido vienen a tu mente?

Lentamente siéntate en tu cama y apoya los pies sobre el piso…

Abre los ojos y sigue respirando para que tu cuerpo obtenga el oxígeno que necesita.

Trae a tu mente alguna meta que te gustaría alcanzar, o visualiza algo que te gustaría lograr hoy que no lograste ayer. Puede ser finalizar un proyecto que dejaste comenzado, avanzar en un hábito que quieres establecer, practicar un pasatiempo que hace tiempo no realizas, aprender algo nuevo, o concretar una idea que has estado aplazando demasiado.

Enfócate en lo maravilloso de estar vivo, y piensa que hoy puede ser un día extraordinario…

Hoy tienes la oportunidad de comenzar de nuevo y dejar atrás cualquier tropiezo que hayas tenido ayer.

Aprovecha esa motivación que empieza a recorrer tu cuerpo y ponte de pie para hacer algunos estiramientos.

Extiende tus brazos hacia arriba, entrelaza tus dedos y llena de aire tus pulmones. Párate en puntas subiendo y bajando. Sube y baja tus brazos a tus costados al ritmo de tu respiración, de manera que inhales al subirlos y exhales al bajarlos.

Haz movimientos ligeros con tu cuello, de un lado a otro y en círculos.

¿Cómo te sientes en este momento?

Si estás listo, ve a tomar un vaso de agua.

Después puedes ir a cepillar tus dientes y lavar tu rostro.

Cuando estés frente al espejo, regálate una sonrisa amplia y auténtica. Siéntete feliz y agradecido de lo que tienes y de la persona que eres. Piensa en todos los motivos que tienes para estar de buenas.

Piensa en tus sueños, ¿Cuáles son las 3 acciones específicas que puedes realizar el día de hoy para avanzar y lograr resultados considerables a largo plazo?

Sigue visualizando cómo quieres que sea tu día ideal; y si viene a tu mente alguna idea brillante, toma nota.

Comenzar un nuevo día es una excelente razón para sentirte entusiasmado y listo para afrontarlo de manera positiva y proactiva.

En este instante, justo después de realizar esta rutina de poder, ya debes tener la motivación y energía necesarias para iniciar tu día.

Ahora puedes aprovechar este tiempo para leer, meditar, estudiar, trabajar un poco, hacer ejercicio físico, tomar un baño o preparar tu desayuno.

Compártenos, ¿Cómo te sentiste al aplicar estos pasos?

Estoy preparando un próximo programa donde vamos a explorar más estrategias que te ayudarán a levantarte temprano, incluso sin la necesidad de una alarma. Sólo tienes que suscribirte y seguirnos para que no te lo pierdas. Encontrarás el link aquí en los comentarios una vez que lo hayamos publicado.

Es mucha la gente que tiene problemas para levantarse temprano y mantenerse activos por la mañana, incluso después de haber dormido lo suficiente. Pero si tú implementas estos pasos uno por uno, lograrás fluir en vez de luchar. La respiración profunda, el movimiento gradual, la hidratación y la motivación matutina de ir tras tus sueños, te permitirán activar tu mente y tu cuerpo paulatinamente.

Tal vez estabas tan acostumbrado a posponer tu alarma que ahora vas a sentir que te sobra tiempo por la mañana, lo cual es muy bueno. Puedes aprovechar para leer algo útil, prepararte un desayuno nutritivo y salir 15 minutos antes hacia tu trabajo o escuela, para no sentir estrés por el tráfico.

Como puedes ver, cuando te levantas temprano, tu día entero cambia positivamente.

Implementa este hábito de levantarte temprano y lleno de energía, escuchando este audio cada mañana a partir de hoy; en vez de posponer tu alarma y seguir medio dormido 10 minutos más.

Deseo que tengas un día extraordinario y te dejo con esta frase de Terri Guillemets que dice:

“Cuando me despierto y veo que ya amaneció, siento que el mundo entero ha empezado sin mi.”

Síguenos

>